Historia

El propósito de esta sección es compartir la experiencia de cómo nace una idea y se hace realidad.

Se dice que para entender el presente y estar preparados para el futuro hay que conocer el pasado, por eso creo que puede interesar saber que:

Hasta la incorporación del cajón, la percusión en el flamenco se limitaba a las palmas, el taconeo, el yunque en los Martinetes y en ocasiones, a las congas y bongos cubanos .

Desde entonces el flamenco tiene su “cajón flamenco”, descendiente directo del cajón peruano y traído a España por Paco de Lucía tras su gira por Latinoamerica en 1977 y ejecutado con maestría por el percusionista brasileño Rubem Dantas, quien propuso su integración en el sexteto.

Ahora, gracias al trabajo del artesano-luthier Oscar S. Llanes, hoy el flamenco cuenta con un instrumento propio: las Cajas Flamencas BONCA®.  Made in Spain.

Fue en el verano de 2007 cuando Oscar vio un instrumento que le inspiraría para crear sus Cajas Flamencas.

Aquel instrumento inspirador en cuestión, era un modelo casero de bongos de madera. Estaban formados por dos cajas cúbicas, una más grande que la otra aunque de igual altura y estaban pegadas entre sí; cada caja tenía un orificio de salida acústica en su lateral por lo que el percusionista debía apoyarlas sobre las piernas para su ejecución.

Aquello despertó su interés y aprovechando que casualmente Oscar llevaba sus bongos, intercambiaron instrumentos y tras tocar juntos un rato Oscar comentó a su propietario (José) que sería interesante una versión flamenca de aquellas cajas, a lo cual José asintiendo y con una sonrisa respondió: hazlo tú…

“Creo que ese fue el momento en que soñé con un híbrido medio Bongo, medio Cajón Flamenco, que hoy da nombre a la marca BONCA®.”

A partir de la idea de “fusionar” los Bongos con el Cajón Flamenco, empezó la aventura por conseguir un nuevo instrumento que aportara detalles acústicos con la sonoridad necesaria para que se complementaran con el particular sonido del Cajón.

La tarea no era fácil pero la idea le pareció tan buena que pronto se puso manos a la obra.

Surgieron los primeros problemas al comprobar, tras muchas pruebas fallidas, que los diferentes sistemas utilizados en los cajones flamencos (bordones de guitarra o bajo, bordoneras, medias bordoneras, etc.), no funcionan con efectividad en cajas tan pequeñas.

Entonces la solución requería crear un nuevo sistema de resonancia.

Para ello y aprovechando experiencias y conocimientos previos, se probó con la utilización de cuerdas de piano (varillas de acero calibradas) que pasaban por los orificios de piezas de acero perforadas que iban perfectamente adheridas a la tapa de resonancia. Y así se creó el primer prototipo.

Aquel primer prototipo ya sonaba medianamente bien,  pero a éste le siguieron otros que aportaban mejoras recomendadas por percusionistas profesionales que tuvieron la amabilidad de testar y así se perfeccionó el sistema BONCA®.

El resultado fue bien aceptado y elogiado por su originalidad y por su increíble sonido.

Este nuevo sistema (patentado), es extremadamente sensible, por lo que puede ser tocado con los dedos y es efectivo en cualquier caja de resonancia independientemente del tamaño. Incluso en cajones.

El sistema de resonancia BONCA® tiene las siguientes características:

  • El sistema es completamente estable ya que las cuerdas, al no llevar tensión, no se podrán romper nunca, ni desafinar.
  • El sonido y su afinación puede variar en función del número de cuerdas, del calibre de éstas y de su posición.
  • Una vez que se consigue el sonido buscado, éste se mantendrá inalterable, invariable. No se desafinará.

La creación de éstos nuevos instrumentos ha sido posible gracias a la idea de adaptar, combinar y/o perfeccionar lo ya existente, como manda la evolución y porque, como afirmara Rubem Dantas al probarlos: “hacía falta un instrumento que sonara así”.

BONCA® aporta al flamenco nuevos sonidos que armonizan en carácter con la guitarra, el cajón, las palmas y el taconeo.

Deja un comentario